AdicciónChocolate
Por Brenda Noland
Hoy por hoy, los diseñadores son adictos al color chocolate. Elegante, maduro y neutral, el color expande su sabor en proyectos de interiorismo y diseño industrial


El color de la tierra ha retomado su madurez intrínseca y ahora
posee gran presencia en nuestra vida diaria. El café, que es
un color terciario de tono rico y denso, complementa muy bien a los
colores claros y vivaces por lo que funge como color neutro, más no
monótono. El café, en su oscura versión, se trasforma ahora en un
delicioso tono chocolate.

 
Comunmente asociado con el ancestral dulce hecho a base de
cacao, el color con su tonalidad intensa ahora se considera el nuevo
negro de la moda en el mundo de la decoración, debido a su simple
sofisticación. De acuerdo con el Feng Shui, el café es excelente en el
mobiliario de la cocina, la recámara y la sala de estar, ya que invita a la
salud, la energía, y la entereza.

 
Siendo así, los diseñadores depositan en el chocolate la tarea de
balancear y unificar el estilo de un ambiente con bellas piezas de mobiliario
y artículos de moda, desde sillones de piel hasta relojes de
mano, desde tapetes de lana hasta tecnología de punta, en este representativo
color.
REDiseño ® es una marca registrada ante el IMPI con folio No. 960008.