De músicos, diseñadores y loco
Por Gonzálo Villalón

 Se conocieron en la universidad mientras estudiaban diseño gráfico. Quique Ollervides es un melómano empedernido y Javier Ramírez (Cha!)un bajista reconocido. Hace trece años juntaron sus acordes creativos para fundar Hula Hula, uno de los despachos de diseño más innovadores de México 


¿Como ha evolucionado el diseño gráfico en México?
Cha! Justo cuando estábamos estudiando diseño ocurrió el cambio a la era digital, pues en la universidad aún nos tocó rellenar planas y planas con tinta china. Nosotros hemos tratado de conservar esa parte de hacer la idea en papel y luego utilizar la computadora sólo como una herramienta. Ahora sentimos que muchas empresas que se dedican a la impresión tienen una computadora, Photoshop y las fuentes, y por eso ya hacen diseño. 

¿Qué es diseño?
Q.O. Para mí es mi vida, me duermo y me levanto pensando en diseño. Creo que la línea entre diseño y arte se acorta cada vez más, aunque funciona por ciclos, el diseño ha estado muy de la mano del arte en otras décadas, y de pronto se vuelve más purista y enfocado sólo a comunicar un mensaje. Para mí, diseño es liberar la creatividad, saber más de música, conocer al Hijo del Santo. Diseño es lo que me mantiene despierto y fuera del gimnasio. 

¿Cómo fue la experiencia de trabajar con el Hijo del Santo?
Q.O. Increíble. No somos muy fanáticos de la lucha libre, pero el Hijo del Santo es un icono y fue impresionante conocerlo, platicar con él, conocer el museo que tiene en su casa, ver sus máscaras y afiches. Fue una responsabilidad muy grande porque ni nosotros ni Cartoon Network queríamos que las piezas que diseñamos se trataran por el lado kitsch, lo queríamos llevar a otro nivel sin sacarlo de la lucha libre. 

Música y diseño, ¿cómo se alimentan de esas dos áreas?
Cha! Eso es lo que nos ha unido por 13 años, que los dos tenemos una pasión muy grande por la música. En mi caso, tengo la oportunidad de tocar desde que tenía 15 años y siempre lo he hecho con mis cuates, pero también es increíble tener un amigo como Quique que comparte ese gusto por la música y el diseño. 

Q.O. A diferencia de Cha, yo sólo toco la puerta, pero también soy un melómano como él, y tenemos una colección grande de discos. A mí me hubiera encantado ser músico, y creo que el diseño es la forma que encontré para acercarme a la música. Quizás no toco ningún instrumento, pero digamos que le pongo color a la música. 

¿En dónde radica la importancia de una portada de disco?
Cha! Aunque la situación por la que atraviesan las disqueras es difícil, seguimos haciendo portadas de discos y es genial hacer la gráfica de la música. La portada de un disco es bien importante, es como un empaque, pero que no se tira. No me imagino, por ejemplo, al Sargento Pimienta, de Los Beatles, sin su portada, o al Sticky Fingers, de los Rolling Stones, sin la portada de Andy Warhol. 

¿Qué satisfacciones deja el binomio música-diseño?
Cha! Desde las más banales, como que te regalen discos o boletos para los conciertos, hasta tener la oportunidad de vivir de algo que realmente nos gusta y nos apasiona. Cuando empezábamos a trabajar en esto del diseño, conocíamos a los diseñadores de la generación anterior a la nuestra y los sentíamos como muy serios y nos daba miedo que no fuéramos a ser aceptados, pues nuestra manera de hacer las cosas era muy diferente en cuanto a colores, forma e ideología. Hoy, con casi 13 años trabajando juntos, creo que hemos formado un estilo muy definido de hacer las cosas, pero que puede adaptarse a proyectos tan diversos como Mijares, Ana Gabriel, Natalia Lafourcade, Fobia, RBD o Los Liquits. 

Q.O. Lo más gratificante es que el artista confíe en ti. Nos sucede con gente como Benny o Aleks Syntek, quienes mientras terminan de grabar nos dicen: “éste es mi arte, y ahora tú ponle una cara”. Por otro lado, mucha gente diseña cajas de cereales y nadie sabe quién la hizo, son empaques que se tiran; lo que nosotros hacemos generalmente se sabe que nosotros lo hacemos y que la gente conserva un poco más. 

¿Qué proyectos tienen en puerta?
Q.O. Queremos darle mucha fuerza a la línea de productos de la tienda Kong, y generar más productos de Hula Hula. Hay muchos proyectos para Televisa, portadas de discos e identidades. La música y el diseño no se detienen. 
 

EL DATO
Quique Ollervides fue docente de caligrafía, tipografía y cartel entre los años de 1997 y 2005, mientras que Cha! es bajista de los grupos musicales Fobia y Moderatto.

www.hulahula.com.mx
www.kong.com.mx

REDiseño ® es una marca registrada ante el IMPI con folio No. 960008.