Legado pininfarina
Por Victor Ignacio Córdova

 Con la muerte de Andrea Pininfarina, durante el pasado mes de agosto, ha empezado a cimbrarse la historia de la dinastía más importante en el diseño automotriz de los últimos tiempos


En 1930, Battista “Pinin” Farina, fundó una empresa dedicada a diseñar prototipos personalizados para la industria automovilística. Con el paso de los años, la compañía se convirtió en referencia obligada en el mundo de los autos, siendo uno de los despachos de mayor prestigio en todo el mundo.

Más tarde, Sergio, el hijo del fundador, se sumó a la compañía, que desde entonces establecía a nivel mundial las mejores ideas en aerodinámica y diseño. Entre sus múltiples innovaciones están la de implantar, en 1972 el “túnel de viento”, aditamento que hoy utilizan todas las escuderías de automovilismo en la Fórmula 1. Los grandes fabricantes de autos como Ferrari, Mase rati, Cadillac, Peuge ot, Jaguar, Volvo y Alfa Rome o, han implantado los mejores diseños de Pininfarina.

Para el año 2001, el nieto de la dinastía, Andrea Pininfarina, tomó el mando de la compañía. Licenciado en ingeniería mecánica, inició un período de innovación y renovación en la empresa, que incluía consolidar la actividad de diseño, desarrollar vehículos ecológicos y reestructurar las finanzas del negocio.

Desgraciadamente, Andrea murió el pasado mes de agosto cuando la moto Vespa en la que se dirigía, fue golpeada por un automóvil en la localidad de Trofarello, cerca de Turín. Bajo su mando, Pininfarina desarrolló proyectos con las empresas Volvo, Daewoo, y Hyundai; creó el auto de edición limitada Ferrari Enzo, y trabajaba en los nuevos modelos Ferrari 456 GT, Peugeot Nautilus y Alfa Romeo Dardo.

www.pininfarina.com

REDiseño ® es una marca registrada ante el IMPI con folio No. 960008.