Maestro del color

 Ettore Sottsass fue uno de los arquitectos y diseñadores más prominentes de la segunda mitad del siglo XX 


Nacido el 14 de Septiembre de 1917 en Innsbruck, Austria, Ettore Sottsass fue uno de los personajes que revolucionó la percepción del diseño en Europa. Viviendo la mayor parte de su vida en Italia, realizó estudios en la Universidad Politécnica de Turín, donde de inmediato desarrolló sus habilidades en arte y diseño interior. 

Al terminar sus estudios tuvo que enlistarse en el ejército durante tres años, para después comenzar a trabajar para un grupo de arquitectos. Posteriormente, en 1947, instaló en Milán su propia oficina llamada El Estudio, donde se dedicó a la investigación y experimentación en sectores como la arquitectura, el diseño industrial, cerámica, joyería, artesanía y artes gráficas. 

Para 1958, inició su colaboración con la empresa Olivetti, en la que trabajó durante más de 20 años como consultor y asesor en diseño. En aquellos años, la firma Olivetti era el principal vehículo para los creativos italianos hacia el exterior. Durante estos años Sottsass se hizo célebre al diseñar la calculadora Elea 9003 y su famosa máquina de escribir Valentine.

Incursionando también en el diseño de muebles, a principios de los años 60 irrumpió en la fabricación de objetos en cerámica y cristal. Siendo uno de los principales protagonistas de la experiencia de la arquitectura, en los años 70 se interesó por la arquitectura radical y junto a otros exponentes italianos fundó Global Tools, una escuela basada en la libre creatividad individual. En 1980 funda el Studio Sottsass Associati, que con una red de profesionales europeos se ocupaba de realizar proyectos en arquitectura, arquitectura de interiores, diseño industrial y diseño gráfico e imagen coordinada empresarial. 

Junto a varios colaboradores, amigos y arquitectos de fama internacional, entre ellos Bárbara Radice, Michele de Lucchi, Andrea Branzi, Mateo Thun y Marco Zanini, funda en 1981 el Grupo Memphis, que se convierte en símbolo de un nuevo diseño y en referencia de los movimientos contemporáneos. Considerado uno de los principales fenómenos del nuevo diseño postmoderno, en el seno de Grupo Memphis se diseñaron muebles de formas y materiales insólitos. Este grupo superó las reglas convencionales establecidas y aportó aspectos lúdicos y provocativos a la investigación cultural. Los muebles y objetos que realizaban no pretendían ser funcionales ni a menudo prácticos, sino más bien escenográficos. Tal es el caso del mueble divisorio Carlton, elaborado por Sottsass, que estaba compuesto por una serie de estantes de colores fabricados en plástico laminado sobre un tablero de madera. 

Dando fama internacional al diseño italiano, fue sin duda uno de los personajes que ayudó a posicionar el diseño del país de la bota en todo el mundo. Revolucionario, su trabajo fue también ampliamente criticado por los defensores de la funcionalidad. Ettore Sottsass gustaba de introducir color, humor y amplio sentido de juego a su diseño industrial. “Si algo se salvará, será la belleza”, decía. 

En la parte arquitectónica también fue ampliamente reconocido por involucrarse en numerosos proyectos alrededor del mundo, por ejemplo, el Bar Zibibbo, en Japón, las oficinas de la Cementerai di Merone, en Milán, el Zhaoqing Golf Club and Resort, en China, así como los interiores del aeropuerto de Malpensa. 

A lo largo de su vida profesional recibió importantes reconocimientos como el título de Officier de la Orden de las Artes y de las Letras de la República Francesa, titulo de honor por la Rhode Island School of Design, el premio IF Award Design Kopfe de la Industrie Forum Design de Hannover, el premio al diseño del Museo de Brooklyn, en Nueva York, así como el título de Honorary Doctor del Royal College of Art de Londres. 

Ettore Sottsass murió el pasado 30 de diciembre de 2007, en Milán, a causa de una insuficiencia cardiaca.

REDiseño ® es una marca registrada ante el IMPI con folio No. 960008.