Creatividad sobre ruedas

 Localizada en Cuernavaca, Air Design se ha posicionado como una de las empresas de diseño automotriz más importantes del continente 


En 1984, el espíritu aventurero y la pasión por los autos, llevó a Miguel y Carlos Ávalos Sartorio a fabricar un vehículo llamado Liberty 1, con el que buscaban realizar un viaje de 40 mil kilómetros desde la Ciudad de México hasta el Circulo Ártico. En el garaje de la casa de sus padres, crearon un moderno vehículo equipado con dos motores de Porsche 914, tracción en las seis ruedas, suspensión independiente hidroneumática y otros componentes Volkswagen y Audi. El resultado: un espectacular auto con el que durante tres meses recorrieron la costa del Pacífico y llegaron a 250 kilómetros del Estrecho de Bering, para regresar por la costa del Atlántico a la Ciudad de México. “Fue un vehículo muy sofisticado, al que le dimos mucha importancia en el diseño aerodinámico, lo que nos permitió un eficiente consumo de energía, frenado, velocidad máxima y seguridad”, explica Miguel. 

Para 1991, y con el asesoramiento de su padre que había trabajado como director de manufactura de Chrysler y como ejecutivo de la compañía de tractores John Deere, los hermanos Ávalos fundaron Air Design, dedicada a la creación y producción de accesorios aerodinámicos automotrices. “Mi hermano y yo tuvimos desde muy chicos acceso a las líneas de ensamble y a los conceptos de diseño automotriz, además de que llevamos “movil oil” en la sangre. Eso definitivamente fue el detonante para incursionar en el diseño automotriz”.

Actualmente, Air Design trabaja con conjunto con armadoras automotrices como General Motors, Ford, Nissan, Volkswagen, Seat y Peugeot, para quienes desarrolla accesorios automotrices que son utilizados en vehículos de edición especial y de nichos de mercado. “Nuestros accesorios, que generalmente son piezas exteriores y de aerodinámica, se utilizan en plantas y armadoras de México y todo el mundo. Nuestra forma de trabajo es presentar nuestros proyectos desde la conceptualización, desarrollo de ingeniería en 3D, en CAD, desarrollo de prototipos, moldes de producción y finalmente la creación total de la pieza”. 

En este centro mexicano se realizan accesorios llamados encadenados aerodinámicos, como son las facias deportivas o spoilers, estribos, faldones traseros y alerones de cajuela, por ejemplo. Recientemente, Air Design ha desarrollado también artículos pensados en las mujeres, quienes manejarán muy pronto el 50 por ciento de los vehículos en las calles. “Diseñamos por ejemplo una línea de organizadores de cajuela para camionetas, pues el mercado de los vehículos manejados por mujeres es increíblemente grande y a veces un poco olvidado. Hemos desarrollado cubiertas para las llantas de refacción que llevan las camionetas en la parte trasera, como las Honda, las Ecosport y las Crossfox, que en la mayoría de los casos son manejados por mujeres”. 

Con un total de 250 empleados, 60 de los cuales son diseñadores, Air Design cuenta con una fábrica y un centro de diseño localizados en la ciudad de Cuernavaca, Morelos. “Las ventajas de tener nuestro centro de diseño y planta de mmanufactura juntos permiten en un tiempo mucho más rápido que nuestros diseñadores industriales también tengan acceso directo para supervisar la producción de sus conceptos de diseño; esto hace que nuestros costos de logística sean mínimos”.

A lo largo de más de 15 años de trayectoria, Air Design ha trabajado en varios proyectos especiales, como su aparición en el programa de televisión “Rides Latinoamérica”, donde en unas semanas rediseño y modificó dos antiguos autos. En el 2005, participó en la restauración y modificación del auto que el piloto mexicano Adrián Fernández utilizó en la Serie Indy Car, y recientemente participó en el concepto del Peugeot 206 CC Edición Especial “Incógnito”, que se utilizó en el programa de televisión del mismo nombre. 

Atendiendo por igual a proyectos individuales, pequeñas empresas y grandes armadoras, Miguel Ávalos explica que irónicamente los grandes fabricantes de autos están buscando ayuda para desarrollar productos específicos para el mercado nacional. “Por ejemplo, el Chevy es un auto que se fabrica en México y General Motors no podía mandar a desarrollar los nuevos spoilers para el Chevy 2008 a su armadora en Detroit, porque su gente en Estados Unidos no conoce totalmente nuestro mercado, por eso el desarrollo se hizo acá. Creo que los que nos dedicamos al diseño, desde la persona que tiene una computadora o las empresas que tienen cinco o diez diseñadores, tenemos un gran potencial para explotar todas las necesidades de diseño y creación de productos específicos para muchos mercados”. 

Uno de los valores más importantes que Miguel Ávalos destaca de su compañía es la multiculturalidad de sus trabajadores, debido a sus programas de vinculación con más de 30 universidades del mundo. “Tener acuerdos con escuelas de Australia, Singapur, Estados Unidos, Europa, México, Centro y Sudamérica, nos permite recibir constantemente nuevas ideas y nuevas percepciones de mercado de gente de todo el mundo que se reúne a crear aquí en Cuernavaca”. 

Finalmente, el directivo de Air Design explica que el diseño mexicano está despertando y que las posibilidades de hacer negocio se irán incrementando. “Definitivamente empezamos muy tarde, pues históricamente México ha sido integrador de tecnología desarrollada en otros países. Sin embargo, la buena noticia es que esa situación se está revirtiendo y creo que en los próximos años México va a ser un lugar ideal para producir vehículos por los altos costos de producción y desarrollo de producto en Estados Unidos y Canadá. El reto es diseñar nuevos productos y soluciones, no dar por hecho que a un producto creado ya no puede agregársele nada, y esto es para cualquier industria, no sólo en la automotriz”.

REDiseño ® es una marca registrada ante el IMPI con folio No. 960008.